Final del Grupo Mundial:

Idiomas:

28 octubre 2010

Jugar en casa para equilibrar el ranking


ARTÍCULOS

Por 

  • Jorge Viale

Melanie Oudin (USA)

La localía, esa fuerza intangible que no sabe de rankings, es quizá la única gran ventaja con la que cuenta Estados Unidos sobre Italia en la final de la Fed Cup por BNP Paribas, que se jugará la semana próxima, el sábado 6 y domingo 7 de noviembre, en el Sports Arena de San Diego.

La ausencia de Serena y Venus Williams vuelve a ser determinante en la formación que debe presentar la capitana Mary-Joe Fernández. Si en ocasiones anteriores citaron motivos de calendario, esta vez las hermanas tenían intención de participar en la final, pero los problemas físicos las obligaron a constituirse en una baja importante para las aspiraciones locales.

Balance de una temporada a punto de terminar
No por estar acostumbrada, la situación deja de ser un dolor de cabeza para la dominicana nacionalizada estadounidense, de cara a una serie en la que, curiosamente, Francesca Schiavone es la única participante que puede terminar el año completamente satisfecha con su producción en la competencia de individuales, gracias a su increíble título logrado en Roland Garros.

El resto, pura coincidencia, se destacó más en la competencia de dobles: Flavia Pennetta está disputando el Masters de Doha junto a su amiga argentina Gisela Dulko, con la que logró llegar al certamen de fin de año como pareja nº 1; Liezel Huber logró cuatro títulos en la especialidad, el doble de cantidad que Roberta Vinci. Bethanie Mattek-Sands alcanzó las semifinales en Wimbledon, cuartos en Australia y US Open, además de las semifinales de doble mixto en Flushing Meadows.

“Es grandioso poder estar en la final otra vez y que sea en casa, jugando en la superficie que el equipo prefiere”, destacó Fernández en el anuncio de los cuatro nombres que disputarían la final.

“El año pasado, al jugar en la lenta superficie de arcilla en Italia, era definitivamente un desafío mayor. Jugamos muchas series como visitantes y es muy emocionante que podamos organizar la final en casa”, agregó la capitana.

¿Podrá Melanie Oudin rebobinar la película hasta 2009, cuando utilizó al público de Nueva York como combustible para alcanzar los cuartos de final y así lograr convertirse en una de las grandes historias de aquel torneo? Su estelar aparición en el Grand Slam estadounidense, con la palabra “Believe” impresa en sus coloridos calzados, no fue acompañada por un crecimiento posterior, y la jugadora de Marietta termina la temporada 2010 con un récord de 20 victorias y 23 derrotas.

Con Mattek-Sands atravesando un modesto estado de forma, Fernández bien podría optar por su última elección en la conformación del equipo, la nueva esperanza del tenis estadounidense, Coco Vandeweghe (18 años), de gran segundo semestre que incluyó victorias sobre la rusa Vera Zvonareva y la francesa Aravane Rezai.

Italia sólida
Italia llega con la confianza de la victoria de la final de 2009 ante el mismo rival, sumado a la diferencia de ranking: la peor ubicada de las visitantes, Sara Errani (42ª del listado), le lleva aún una ventaja de 18 posiciones a la mejor singlista local, Mattek-Sands (60ª). Las tres posibles singlistas estadounidenses presentarán un pobre récord combinado de una victoria en nueve enfrentamientos ante Pennetta y Schiavone. La “hazaña” fue de Mattek-Sands, venciendo a Pennetta en el torneo de Los Angeles, en 2006.

“Definitivamente, ellas son las favoritas. Todo el equipo tiene experiencia. Schiavone está jugando el mejor tenis de su carrera. Pennetta, si bien su ranking cayó un poco, sabe cómo ganar partidos y tiene un juego muy completo. Vinci y Errani son difíciles también. Se complementan todas muy bien”, agregó Fernández. De hecho, Vinci acaba de ganar un título WTA, en Luxemburgo.

EE.UU. confía en su localía
Fernández sabe de la dificultad y transmite un mensaje necesario: la localía debe actuar como disparador para fortalecer aún más el espíritu de grupo (el cual de por sí ya está bastante aceitado, debido a la larga ausencia de las Williams, y de estrellas en general en el equipo americano).

La comunión con el público en San Diego será necesaria, sumada a la condición de punto en la serie, situación que ayude a quitarse presión. Además, por qué no, esperar que Schiavone y Pennetta lleguen cansadas desde Doha, y por el año largo que han tenido, con mayor cantidad de partidos jugados que sus rivales.

El equipo defensor del título buscará su tercer trofeo en la competición, mientras que Estados Unidos, la nación más exitosa en la historia de la Fed Cup (17 títulos), pretende lograr su primer triunfo desde 2000.

Contenidos relacionados

Series relacionadas

USA Flag USA v Italy ITA Flag 6-7 nov. 2010 Ver detalles

Equipos relacionados

  • Más fotos

    • Melanie Oudin (USA)Bethanie Mattek-Sands (USA)
    • Bethanie Mattek-Sands (USA)
    • Liezel Huber (USA)Mary Joe Fernandez (USA)
    • Equipo americano
     
 
 

© ITF Licensing (UK) Ltd. Todos los derechos de propiedad reservados. Ninguna parte de esta página web podrá ser duplicada, redistribuida o manipulada de ninguna forma. Cuando accede a la información de esta página web, se atiene a nuestra Póliza de Privacidad y nuestros Términos y Condiciones.

Creado por Umbraco

Diseñado por New Brand Vision